lunes, 29 de junio de 2015

Intrahistoria (CXXI): Crisis en Grecia

Y así fue como un furioso Áyax despedazó con extrema violencia al ganado, creyendo que en realidad estaba descargando su cólera sobre banqueros, accionistas y demás ralea acreedora y extranjera. Y nunca llegó a saber que el engaño no lo conjuró Atenea, sino una oportunísima reunión de ministros.