jueves, 2 de abril de 2015

Resaca 20

El barco ya hacía tiempo que se hundía sin remedio, pero los músicos continuaron afanándose en tocar al ritmo de “nunca más, nunca más”.