sábado, 11 de abril de 2015

Monotema

Tan acostumbrados estaban el Universo y el Orden Cósmico a su perpetua diatriba sobre el mismo anodino, invariable y eterno tema, que cuando un día y casi por casualidad decidió cambiar en voz alta el asunto, los cristales se quebraron, los perros rehusaron aparearse, las aves migraron para no volver a ser vistas y a una miríada de amigos, conocidos y familiares se les escapó una sincera lágrima de emoción.