viernes, 3 de julio de 2015

Calor (1)

Las moscas brotan en legiones del desagüe de la ducha, y por una muy buena razón. Han reclamado las cañerías como propias, se han enseñoreado de los humedales sombríos e intestinales de nuestra casa, izando sus estandartes en ellos.
Y nos exigen higiene, gasto y derroche. Nos exigen grifos abiertos.