sábado, 21 de marzo de 2015

Resaca 19

Me he arrastrado durante tantos años, durante tantas horas, que cuando recupero la verticalidad desconfío. Desconfío, claro, por una mera cuestión de gravedad. Cuando mis manos tocan el suelo sé que es porque mi cerebro está repleto de hierro.