sábado, 17 de enero de 2015

La España Tronista (1)

tronista.
1. Sujeto que ocupa el llamado “trono” en un conocido espectáculo televisivo de dudoso gusto pero fiel audiencia, con el fin de ser pretendido por semejantes del sexo opuesto para culminar una hermosa historia de amor para la eternidad o, en su defecto, dos o tres semanas.
2. Aspirante a lo anterior, que toma tal objetivo como filosofía y forma de vida, y se hace por ello reconocible a la sociedad tanto por su comportamiento como por su aspecto físico, así como por una intelectualidad propia y diferenciada del mortal corriente.
3. Mero/a simpatizante y soporte moral y social de lo anterior, fracaso del sistema evolutivo y educativo, masa social de edad comprendida entre los trece y los treinta años, en ciertos casos con derecho a voto en las diferentes formas de participación electoral.
4. Fundador y/o miembro de clubes de fans de los sujetos incluidos en la primera acepción.
5. Fuerza de la naturaleza, tromba incontenible, clamor popular, exaltación y admiración de la mediocridad como forma de vida. Cáncer nacional.

6. Votante soñado por un nada desdeñable sector político.