miércoles, 21 de enero de 2015

Intrahistoria (XCVII): La fianza de Luis Bárcenas

Así es, señor. No va a creerlo usted, pero finalmente pagaron su fianza. Fueron aquellos señores y señoras que sostienen la horca y el cajón de madera. Aquellos miles, que llevan toda la mañana cortando la calle. Realmente tocaron a nada por cabeza, unos céntimos, una miseria, pero dicen que les va a merecer la pena. ¿Los ve, señor? Mire bien por la ventana. Diría que saludan con la manita. O que le enseñan la horca.
Masas jaleadas, ¿eh?
Yo creo que eso es mucha televisión, ¿sabusté?