viernes, 28 de noviembre de 2014

La mujer de pegamento

O es auténtico amor, o un derivado adhesivo del petróleo.
Y la verdad es que me inquieta que pueda ser lo segundo, chica.