sábado, 8 de marzo de 2014

Intrahistoria (XXX): Día internacional de la mujer

Los monstruos aguardaron agazapados en la oscuridad, infinitamente maliciosos e infinitamente pacientes, esperando de nuevo su momento. Que llegaría, inexorable, con litros derramados de amnesia y gatopardismo. Solo era cuestión de esperar.
Al fin y al cabo, siseaban entre ellos con esperanza ennegrecida, solo serán veinticuatro horas. Solo eso, y nada más; y de nuevo todo será nuestro.