viernes, 29 de noviembre de 2013

Intrahistoria (XI): Anteproyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana

Niégalo todo, porque parecerá que no existirá. Niégalo hasta que sonroje las mejillas. Esconde la mugre bajo la alfombra. Silba. Mira para otro lado. Haz otra cosa. Habla de aquello y de esto. No lo mires. No le hables. Haz eso, juega a que el problema es otro, a que el grave peligro para la Nación Toda es vejarla y sacarle las costuras. Trepar un muro podría ser una hecatombe; colgar una pancarta amenaza todo aquello que tan duramente hemos construido. Pero no pierdas de vista la verdad. Este país seguirá siendo una catástrofe histórica, con legislación o sin ella. Este país seguirá siendo analfabeto, políticamente ciego, políticamente inculto, con una educación de miseria y un espíritu servil. No te hacen falta leyes para eso, la verdad. Solo niégalo todo, que parezca que no exista. Si nadie hace nada malo, ¿por qué vamos a hablar de que alguien hace algo malo? No. Hablemos un poco más de fútbol. Diles que enciendan la puta tele. Diles que silben.
Ahora no se detengan y continúen. Aquí no pasa nada. Circulen.