domingo, 12 de mayo de 2013

Adam Lanza


Decís que los niños son el futuro, y es posible que sea cierto. Nunca he tenido dudas, y vuestra convicción me parece inamovible. Pero si, como no os cansáis de repetir, el futuro es de los niños, tenéis que asumir que os esperan días de plomo.