lunes, 24 de diciembre de 2012

Manzanas


Realizamos un simple y mal financiado estudio estadístico y sociológico sobre la población comprendida en la salvaje franja de edad de los dieciséis a los treinta años. La pregunta fue igualmente sencilla e incisiva: queríamos saber si valoraban más la propiedad y posesión de su libertad o de su iCall.

Un ochenta y seis por ciento de los jóvenes encuestados afirmó que necesitaba urgentemente su teléfono para consultar la respuesta.