jueves, 29 de mayo de 2014

Intrahistoria (LIV): Copago educativo

Se armó revuelo monumental. Los agoreros, los de siempre, corrieron a rodear parlamentos y asambleas, escandalizados por la barbarie educativa en ciernes. Para el gobernante la alarma era claramente excesiva, desproporcionada y antidemocrática. Si pagan, dijo el Señor Ministro, está claro que les enseñaremos cuánto han pagado. Añadió que aquello era lo que se podía entender como una auténtica y genuina educación de calidad.