domingo, 9 de febrero de 2014

Intrahistoria (XXV): Elecciones europeas

«Por el presente escrito, doctor, se lo suplico; ayer la democracia me inspiró la imperiosa necesidad de un bostezo, uno que finalmente no pude reprimir, y desde entonces no he podido cerrar la boca. Así que le pido por favor, doctor; tenga misericordia y ayúdeme. Siento que no tengo mucho tiempo. Cada vez que pienso en un candidato se me desencaja más la mandíbula. Es usted mi última esperanza».