viernes, 22 de marzo de 2013

Babel


Faltaban andamios para contener a tantos obreros bajando a la vez en cascada proletaria, en estampida aterrada, pero el avión que se acercaba a la Torre de Babel y el rugido cercano de sus rotores eran bastante acicate para espantar cualquier consideración de espacio en beneficio de la huída, como concepto simple y pensado solo a retazos.
- ¡Joder, se nos olvidó incluir el árabe!